Tuits de @red_alass

Acceso miembros

Si encuentra problemas para registrarse, favor communicarse con alass@alass.net

Chile

Según la última encuesta, el consumo promedio de sal es de 9,8 gramos por persona en Chile.

Chile ha implementado unos objetivos voluntarias entre el gobierno y la industria sobre los límites de sal en el pan. Una de sus estrategias principales incluye un programa para la reducción del consumo de la sal/sodio que inició en 2011. El Ministerio de Salud junto a la Federación Gremial Chilena de Industriales Panaderos FECHIPAN y la Asociación Chilena de Supermercados ASACH sellaron un acuerdo voluntario para disminuir la cantidad de sal en el pan, en un plazo de 4 años. Esto parte con un compromiso de panaderías y supermercados que comenzarán a disminuir en forma gradual la cantidad de sal, para llegar a 400 mg o menos de sodio por 100 g de pan en 2014. El promedio estaba en 800 mg por 100 g de pan y bajó en 2014 a 460 mg por 100 g en promedio, lo que implica importante reducción. Sin embargo, en algunos establecimientos adheridos voluntariamente no se ha alcanzado la meta propuesta, pero se ha renovado este compromiso por los principales involucrados, y se continuará en la tarea para lograr una mayor reducción en los que no lo han alcanzado hasta ahora.

En 2012 el gobierno aprobó la Ley 20.606 sobre la composición nutricional de los alimentos y su publicidad que tiene tres ejes principales:

  • La definición de límites para determinar el elevado contenido de energía, grasa saturada, azúcares y sodio en los alimentos (por 100 gramos de producto),
  • La obligación de incluir en el etiquetado un mensaje de advertencia que indique cuáles alimentos superan los límites establecidos, de manera visible y de fácil comprensión a través de un octágono negro y blanco con la leyenda “alto en” según corresponda, por ejemplo “alto en sodio”,
  • La restricción de la publicidad de estos alimentos dirigida a niños, además de las restricciones a la venta en el interior de los establecimientos educacionales.

Adicionalmente, decreta que la publicidad de los alimentos que superen los límites, deberán incluir mensajes de vida saludable en medios masivos.

Actualmente, el reglamento de la nueva ley (20.606) fue aprobado y entrará en vigor desde 2016.

La industria panadera de la Región Metropolitana, tras el reciente Acuerdo de producción Limpia (APL) firmado entre el Consejo Nacional de Producción Limpia y la Asociación Gremial de los Industriales del Pan de Santiago (Fechipan e Indupan), busca desarrollar estrategias y programas eficientes, en favor de la sustentabilidad del sector.
En los dos años de implementación del APL, las 90 panaderías se comprometen no sólo a disminuir en un 10% el sodio y el consumo de agua y energía, además de reducir la generación de emisiones atmosféricas, dando nuevos usos a los residuos sólidos orgánicos y mejorando los estándares de buenas prácticas de manufactura, inocuidad alimentaria y capacitación de los trabajadores. El acuerdo es importante porque el consumo de pan en Chile oscila entre los 86 y los 90 kilos per cápita al año, ocupando el tercer lugar en el ránking mundial de consumo y el primer lugar a nivel latinoamericano.

En el marco de MERCOSUR, Chile (como país miembro asociado) firmó el acuerdo para reducir el consumo de sodio en junio 2015.

 

Tipo Instrumento normativo Año Elementos principales
Programa

Estrategia voluntaria para la Reducción del Consumo de Sal/Sodio en Chile

(http://web.minsal.cl/politicas-publicas-en-alimentacion-y-nutricion/)

Desde 2011

El Ministerio de Salud junto a la Federación Gremial Chilena de Industriales Panaderos FECHIPAN y la Asociación Chilena de Supermercados ASACH sellaron un acuerdo voluntario para disminuir la cantidad de sal en el pan, en un plazo de 4 años. Esto parte con un compromiso de panaderías y supermercados que comenzarán a disminuir en forma gradual la cantidad de sal, para llegar a 400 mg o menos de sodio por 100 g de pan en 2014. El promedio estaba en 800 mg por 100 g de pan y bajó en 2012 a menos de 460 mg por 100 g en promedio en los establecimientos adheridos voluntariamente.

La Estrategia para la reducción del Consumo de Sal/Sodio complementa la Estrategia Global Contra la Obesidad, la Estrategia de Intervención Nutricional, el Programa Salud Cardiovascular y todos los programas de salud a través del Ciclo Vital en el sistema nacional de los servicios de salud. El liderazgo corresponde al Ministerio de Salud, el Subsecretario de Salud Pública, la División de Políticas Públicas, Departamento de Alimentos y Nutrición. La ingesta recomendada es de menos de 2000 mg/día de sodio para adultos.

Los alimentos que se considera para la reducción de sal es el pan de panaderías artesanales y de supermercados, del tipo marraqueta y hallulla en ambos, ya que son los más consumidos por la población.

Resultados hasta 2014 de la estrategia voluntaria.

Ley 20.606: Sobre composición nutricional de los alimentos y su publicidad 2012

El reglamento, aun en trámite establece:

  • La obligación de incluir en el etiquetado un mensaje de advertencia que indique cuáles alimentos superan los límites establecidos para los siguientes factores nutricionales sal/sodio, calorías, azúcares, grasas saturadas. Este mensaje debe ser visible y de fácil comprensión para la población.
  • La restricción de la publicidad de estos alimentos, cuando esté dirigida a niños, además de las restricciones a la venta en el interior de los establecimientos educacionales.
  • Los alimentos del ámbito de aplicación de esta regulación, serían todos aquellos alimentos a los que se les haya añadido en su proceso de elaboración nutrientes críticos como sal/sodio, grasas saturadas, azúcares u otros ingredientes que los contengan.

(Actualizado: 8 de febrero de 2016)